Una de las principales características del vidrio templado es que se rompe de manera diferente al vidrio estándar. Mientras que normalmente el vidrio se rompería en pedazos filosos, el vidrio templado se rompe en pedazos pequeños y sin puntas. Esto elimina el peligro de cortarse. El vidrio templado se usa en ventanas, computadoras, electrodomésticos, vehículos, puertas y más.

Es un vidrio de seguridad procesado por tratamientos químicos o térmicos para aumentar la resistencia en comparación con otros. Algunas de sus ventajas y beneficios, son las siguientes:

Es muchas veces más fuerte que el vidrio normal del mismo tamaño y grosor, lo que significa que puede soportar un golpe mucho más fuerte sin romperse. Y si se llega a romper el vidrio templado lo hará en cientos de piezas diminutas que no son afiladas ni dentadas.

Puede soportar temperaturas muy altas. Debido a que es resistente al calor, el vidrio templado es ideal para electrodomésticos de cocina y para usar en áreas que pueden estar regularmente en contacto con el calor.

Aunque es resistente, esto no afecta la claridad del vidrio. El vidrio templado en su aspecto es transparente y claro, lo que lo hace muy útil para vitrinas, puertas y ventanas.

El proceso térmico que hace que el vidrio templado sea tan fuerte también lo hace resistente a los rayones y preserva la claridad y transparencia del vidrio. Esta es una de las razones por las que las ventanas de los automóviles, las pantallas de los teléfonos y las puertas de vidrio están hechas con este producto.

¿Buscas productos hechos con vidrio templado de la mejor calidad? Llama a Cristales Curvos San Vicente.